• mayo 29, 2020

  • Escuchanos en Vivo

    Estas patinetas están hechas con neumáticos viejos reciclados.

    Una forma ingeniosa de reciclar las llantas viejas.

    Cada vez más empresas están optando por iniciativas ecológicas y de reciclaje, y algunos proyectos están en donde menos imaginábamos. Un gran ejemplo de ello es esta empresa italiana la cual encontró una forma bastante interesante de crear productos creativos.

    El invento se llama ‘’Frammento’’ y es básicamente, un monopatín que está fabricado con caucho proveniente de viejas ruedas de vehículos. Estos neumáticos son causantes de una parte de la contaminación del planeta, sobre todo porque, después de almacenarlas al aire libre, muchas son quemadas, lo que produce gases tóxicos que acaban en la atmósfera.

    “mientras pasaba el rato en un parque infantil. Me intrigó el material del suelo y después de algunas búsquedas y de darme cuenta del bajo coste de los gránulos de goma, empecé a pensar en nuevas aplicaciones para él’’.

    Para conseguir el producto, lo que hacen es triturar los neumáticos hasta que consiguen una masa granulada de caucho mezclado con productos químicos. Este caucho es capaz de proporcionar durabilidad y al mismo tiempo elasticidad y flexibilidad, además de ser muy resistente a los impactos.

    Utilizar este material para fabricar patinetas es una gran idea porque además, el material proporciona un buen agarre a las suelas de los zapatos mejorando la seguridad.

    Para la empresa, supone un extra económico interesante pues para conseguir el material solo tienen que ir a visitar cualquier vertedero de basura local.

    Sin duda la idea sirve de inspiración para que otros fabricantes se animen a utilizar este material de formas creativas.

    Nuestras redes: